martes, 16 de junio de 2015

FINAL Y BALANCE DE LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Este domingo la feria del libro de Madrid llegó a su fin y cerró sus puertas. Atrás quedan diecisiete días maravillosos repletos de cultura. Deseo con ganas e impaciencia la llegada de la próxima, la que será la 75 edición de dicha feria.




Como todos sabéis, este año yo he ido a visitarla como autora por primera vez, en lugar de lectora transeúnte en busca de un buen libro. En entradas anteriores ya os he dicho que la experiencia ha sido maravillosa, por lo tanto no voy a repetirme más. En esta entrada quiero compartir con vosotros anécdotas y curiosidades que me han sucedido a lo largo de ella y sobre todo al final. Pero primero quiero contaros que he compartido caseta con otros autores a los que desde aquí, desde mi blog, quiero agradecerles su simpatía y amabilidad. En primer lugar a T.F. Famux, autora de "La marca del guerrero" y "Los viajes de Taisham", y compi durante todos los días que he ido a la feria a firmar. Después a Lourdes T. Castillo, autora de "Galora. Ojos de fuego" y "Más allá del negro"; a Eduardo Martínez Rico, autor de muchas obras, en total siete, pero que en este momento está firmando"Fernando el Católico. El destino de un rey"; y por último, aunque no por ello menos importante, a José Ramón Sales, autor de "En la noche", un valenciano muy agradable. A todos ellos quiero mandarles un gran abrazo y muchos besos. Y añado de nuevo que ha sido un placer coincidir con ellos y conocerlos. Os deseo muchísima suerte, compañeros. Ojalá que el próximo año vuelva a veros y a coincidir en la caseta con vosotros.






















Y ahora os hablaré de curiosidades muy gratas que me han sucedido durante estos días que he acudido a la feria a firmar. Aparte de la buena acogida por la gente y de sus palabras alentadoras y cargadas de ánimos, he saboreado el entusiasmo de un grupo de jovencitas al darse cuenta de que estaban hablando con la autora de la novela que tenían entre manos en ese momento. Me sorprendió ver sus caras de admiración, casi de emoción. Me fascinó su entusiasmo y me dieron hasta dos besos al despedirse de mí, no sin antes desearme mucha suerte y con mi novela, dedicada, en su poder. Hubo algunas lectoras que se hicieron fotos conmigo, grupos de adolescentes solicitando selfies, grupos escolares que me hicieron pequeñas entrevistas, y muchas personas que me preguntaban infinidad de cosas en relación con la escritura, mi pasión. Quiero agradecerles a todos ellos, tanto los que han comprado mi novela como los que no, el simple hecho de acercarse a conocer mi obra. La obra de una autora novel, desconocida para todos ellos, pero que me han hecho sentir como el más reputado de los escritores. Gracias a todos por darme una oportunidad, al igual que lo hizo mi editor, Alberto Santos, en su momento, cuando leyó mi manuscrito y decidió apostar por mí. Gracias por los que apuestan por autores españoles, tenemos una buena cantera en nuestro país. Gracias por los que confían en los escritores nuevos. Simplemente, gracias. Gracias a todos los lectores que acudieron a la feria y a los familiares y amigos que se acercaron a visitarme. Infinitas gracias.



para Eva Zamora
para Eva Zamora


















para Eva Zamora



Y como cierre de esta entrada, lo más alucinante de todo, lo que jamás hubiera ni imaginado, se agotó la edición de mi novela. Como lo leéis. Alrededor de una hora antes del cierre definitivo de feria, firmé el último ejemplar disponible. Una vez más, y aun pecando de repetitiva, mil gracias a todos por confiar en mi obra. Espero que disfrutéis leyéndola tanto como yo lo hice al escribirla. Y espero poder veros de nuevo el próximo año, en la 75 edición de la feria del libro de Madrid y con novela nueva a vuestra disposición.

Para Eva Zamora



El sueño se materializó,
se hizo realidad.
Pero la realidad superaba
cualquier sueño imaginado.
La realidad, sencillamente,
era algo con lo que no contaba.
Pero la realidad, sigilosamente y por unos segundos,
fantaseó a los sueños.
   

Eva Zamora.


sábado, 13 de junio de 2015

EN LA FERIA DEL LIBRO A TOPE

Mañana termina la feria del libro de Madrid, diecisiete días maravillosos abarrotados de cultura, arte y autores. Mañana estaré todo el día en mi caseta, la número 290 de Alberto Santos. Esta semana, en principio, solo iba a acudir el miércoles por la tarde, el viernes por la mañana y el domingo por la mañana también. Pero ha resultado que, además, he acudido el jueves por la tarde, el viernes por la tarde y hoy por la mañana. Y mañana estaré el día entero. Mi editor me ha regalado muchos días por la buena acogida de mi obra en la feria. La gente ha respondido muy gratamente, les suscita interés mi novela. Cuando leen su sinopsis la frase más repetida es "tiene muy buena pinta". Las críticas recibidas hasta el momento son muy buenas, casi todos coinciden en que es una obra que engancha desde el primer capítulo, que su lectura es muy fluida y ágil, llegando a convertirse en adictiva. Esas palabras son el motor que me impulsa a seguir peleando por hacerme un hueco en este mundo tan complejo y difícil. Todo mi esfuerzo se ve recompensado tras oír tales halagos a mi obra. No puedo estar más satisfecha de lo que estoy, sería imposible. Espero que mañana mucha más gente se acerque hasta mi caseta para comprar "La esencia de mi vida", una novela de misterio, con amor, intriga y llena de emociones. Una novela que os atrapará desde su primer capítulo y que os mantendrá en suspense hasta el último. Una novela con una trama de amor fresco, cargada de sentimientos y con algún toque irónico para haceros esbozar una sonrisa. Una novela con un poco de todo, como la vida misma.



Eva Zamora









Lanza primero tu corazón, y tu caballo saltará el obstáculo. Muchos desfallecen ante el obstáculo. Son los que no han lanzado primero el corazón.

                                                                                                                     Noel Clarasó.

jueves, 4 de junio de 2015

DE NUEVO EN LA FERIA DEL LIBRO Y ALGO MÁS

El pasado martes acudí una vez más a la feria del libro de Madrid, a la caseta 290, la caseta de mi editor Alberto Santos, a firmar ejemplares a todo aquel que desease comprar mi novela "La esencia de mi vida". La experiencia, al igual que el sábado anterior, fue maravillosa, increíble y fantástica. El trato con la gente me fascina. Igual que me fascinan sus palabras de ánimo, sus enhorabuenas y sus repetidas suerte. Es tan gratificante escuchar esas palabras de personas que no te conocen de nada, tan satisfactorio, tan enorgullecedor que llega a emocionar. Y si todo eso no es más que suficiente para sentirme enormemente feliz resulta que mi editor me ha pedido ir un día más a la feria. Todo un maravilloso regalo que me alegró muchísimo. Así que, amigos, la próxima semana me podréis encontrar allí el miércoles 10 de 18 a 21,30h, el viernes 12 de 11 a 14h y el domingo 14 de 12 a 15h. Y con esto se acabó todo, el día 14 la feria llega a su fin, sus diecisiete días concluyen y yo estaré tan feliz que seguro habré cogido peso. Cinco maravillosas citas con las que poder saludar a los transeúntes, hablar con ellos, intercambiar opiniones, charlar de mi obra, firmársela y desearles que les guste mucho. ¡Qué maravilla!





Mientras paseaba el martes por el Retiro a espera de que llegasen las seis de la tarde y la feria diese comienzo, tuve la necesidad de escribir, algo que no es la primera vez que me sucede fuera de casa. En mi bolso siempre llevo libreta y boli por si me ocurren estas cosas poder tomar notas y no perder la idea o inspiración repentina. Así que sacándolo inmediatamente de él, me senté en un banco y escribí esto:


Miraba con ojos de lado contrario,
con la visión del que se encuentra en el lugar opuesto.
Miraba resultando distinto, cuanto menos curioso,
aunque ese mirar era extremadamente gratificante.

Miraba con ojos expectantes,
llenos de ilusión y esperanza.

Miraba transitar igual que yo había hecho infinidad de veces en otras ocasiones.

Miraba cómo otros ojos observaban de la misma forma que había hecho yo en el lado contrario.

Miraba y asimilaba.
Miraba y sonreía.
Miraba fascinada y feliz.
Miraba sin perder miradas,
sin pestañear,
sin malgastar la oportunidad de ver a la gente pasear.

Miraba y miraré,
mis ojos han grabado en su retina ese mirar tan gustoso de lado contrario.


En fin, yo no soy poeta, qué más quisiera yo que poseer ese don de tan alto rango. Yo solo desalojo sentimientos que inundan mi interior y lo hago a través de letras, de palabras, con mi escritura. Ojalá que os haya gustado este trocito de mis sentimientos vaciados y plasmados en papel y haya sido capaz de trasladaros a mi lugar dentro de una caseta en la más importante feria de nuestro país.

Y si lo que os gusta es la poesía de verdad os dejo con un precioso poema.

AMANTES

Habló el viento,
traía la esencia de tus besos.

Sopló la mañana,
amanecía con el olor de tu perfume.

Cantó la lluvia,
guardaba todas las sonrisas
robadas a los reflejos de tus ojos.

Rugió la noche.

No pudo llevarte con ella.

                                                                                                    Rita Turza.



No me digáis que no es un precioso poema. Uno más de los que se encuentran en el maravilloso poemario de Rita Turza, mi amiga logroñesa. Si no le tenéis haceros con él, os va a encantar, Rita tiene un don especial para hacernos aflorar los sentimientos, las emociones, encresparnos la piel. "Se avecinan noches de tormenta" es el título de esa magnífica obra. Podréis encontrarle en su blog, además de muchísimas poesías más con las que comprobaréis que no exagero al hablar de la poesía de Rita, todo lo contrario, igual me quedo corta. "Cosas que siento" es su blog, ahí podréis encontrar sus poemas y también tenéis su increíble poemario a vuestra disposición. Animaos, amigos, no os arrepentiréis. Aquí os lo dejo para que admiréis lo bonita que es su portada. Y lo mejor está en su interior, repartido en 125 poemas con los que disfrutareis de su sensibilidad.


Eva Zamora




Y recordad que la semana que viene estaré en la feria del libro de Madrid el miércoles por la tarde y el viernes y domingo por la mañana. Gracias.