martes, 28 de octubre de 2014

LA ESENCIA DE MI VIDA SE ESTÁ PREPARANDO PARA VER LA LUZ

Hola, amigos:

   Llevaba mucho tiempo sin escribir en  mi blog, pero es que no he tenido ni tiempo para hacerlo. Hoy os quería hablar de cómo va el proceso de mi libro y cuándo podrá llegar a nuestras  manos. La revisión ya está en marcha, el equipo de Alberto está manos a la obra con ello. La cubierta está en proceso, en esta semana me enviaran un prueba para que dé mi visto bueno. Y lo más importante, la presentación de mi novela, será el día 29 de noviembre, a las seis de la tarde, en el Centro Cultural de Campo Real. Allí no solo presentaré mi libro junto a Alberto Santos, mi editor, sino que estará a vuestra disposición y si queréis que os lo firme, yo estaré encantada de hacerlo.

   Me gustaría mucho que asistieseis al acto, será un día muy especial para mí y me encantaría estar rodeada de la gente que aprecio. Seguramente ese día esté nerviosa, algo normal, no acostumbro a hacer este tipo de eventos, pero no me lo tengáis en cuenta. Como me dice Alberto: No te agobies, tan solo piensa que es un encuentro con tus familiares y amigos, nada  más. Y yo también voy a estar allí, a tu lado, arropándote. Así deberé tomármelo y disfrutar de ese día al máximo. Yo quería que alguien publicase una de mis novelas y ello también implica este tipo de cosas, presentaciones, firmas de libros, encuentros con la autora... Lo que ocurre es que jamás creí que mi sueño se hiciese realidad y nunca me paré a pensar en lo que el autor debe hacer para promocionarse. Ni de broma.

   Ya os he comentado en alguna de las entradas anteriores que es una editorial pequeña, pero por ello no deja de ser grande. Realmente es muy gratificante el trato directo con el editor, escuchar sus consejos y sus indicaciones. Seguramente es mucho mejor empezar así, poco a poco, con pasos cortos pero seguros, de la mano de alguien experto en este mundo (veinte años le avalan) que te vaya guiando y te ayude a aprender más.

   No sé cuanto durará este sueño, me refiero a si vendrán otras novelas después o esto será único. Por eso mismo, por si es único, apartaré a un lado los nervios, me relajaré y disfrutaré de ver alcanzada mi meta: publicar mi libro. Eso es lo que deseé desde un principio y por fin lo he logrado. No se puede pedir más.

   Alberto me promocionará y pondrá a la venta mi novela en su página web, además de otros puntos de venta online y establecimientos que ya pondré en vuestro conocimiento. El libro también se editará en formato electrónico, para el que le interese. Aquí os dejo las direcciones de correo de Imágica Ediciones, la editorial, por si queréis echar un ojo.
imagica@telefónica.net
www.facebook.com/albertosantoseditor
albertosantoseditor.blogspot.com

   Os dejo, hasta otro día, amigos y amigas.

"Cuando una lectura os eleva el espíritu y os inspira sentimientos nobles y valerosos, no busquéis otra regla para juzgar la obra: es buena y está hecha por una mano de artista."

Jean de La Bruyère





viernes, 10 de octubre de 2014

CÓMO EMPECÉ A ESCRIBIR

Hola a todos un día más.

Hoy, como ya os anuncié en la entrada anterior, voy a contaros cómo me dio por esto de la escritura, de hacer novelas. Creo que siempre he creado novelas en mi cabeza, pero me faltaba el valor para plasmarlas en papel. En mi familia esto del arte resulta ser cosa de bohemios y soñadores y me daba bastante vergüenza pensar que se rieran de mí. Yo y mi gran sentido del ridículo tan apegado a mi piel. En fin, llevaba un tiempo con el ánimo muy bajo y rallada continuamente por la situación económica que predominaba en casa (al igual que en gran parte del país). Un día mi hijo me dijo que por qué no escribía, a él se le olvidaba todo cuando se ponía a escribir (ya os comenté que ha escrito una trilogía, de fantasía, un género que le apasiona). Como el que no quiere la cosa empecé a transcribir en un papel lo que me sucedía cada día y cómo me sentía, y sin saber cómo ni por qué un día empecé a crear unos personajes en mi cabeza y a pensar en una historia para ellos. Indagué en Internet qué género estaba más solicitado para empezar por algo que gustase más a la gente y me asombré al descubrir que en ese momento la literatura romántico-erótica estaba en auge, Cincuenta sombras de Grey estaba arrasando. Yo me lo había leído al ver que todos mis conocidos lo habían hecho, a pesar de que nunca había leído nada parecido. Luego leí algo de Silvia Day, autora muchísimo mejor con diferencia que la de Grey, J.L. James, y decidí liarme la manta a la cabeza y empezar por ese género. Tengo que confesar que me resultó extremadamente difícil describir los encuentros sexuales que, como yo había leído, eran tremendamente descriptivos. En ocasiones llegó a ser más tortuoso que placentero. Pero como yo soy muy testaruda, continué con ello. No paraba de decirme a mí misma "¿Quién va a poder más esto o yo? Yo sin lugar a dudas. Cuestión de orgullo". Y después de corregirla y cambiarla mil veces, la acabé (bueno, siempre que la repaso cambiaría cosas, va a ser una novela para mí inacaba siempre, pero como dice Luis, "debes cerrarla ya y dejarla". Y eso he hecho después de presentarla a certamen). Así nació "Perdida en mi desconfianza" y fue entonces, después de inscribirla en el Registro de la Propiedad Intelectual, cuando comencé a decírselo a mis allegados. Bueno, en honor a la verdad, solo tres personas, fuera de mi marido e hijo, sabían con anterioridad que estaba escribiendo. Ellas eran Ana, Elena y Luis. Mi primera lectora fue Elena y me animó mucho, me decía que lo hacía bien. Cuando ya estuvo acabada (aunque luego como ya he dicho le he hecho muchos cambios) se lo dije a Luis, el cual se quedó sorprendido, y se la envié. Para mi asombro, Luis, profesor de Lengua y Literatura, me dijo que escribía bien, que tenía estilo. Y a pesar de que él no había leído nada parecido, me refiero al género, le gustaba. Su apoyo fue muy importante para mí. También fue crítico, pero flaco favor me hubiese hecho si solo me hubiera regalado el oído. Desde aquí quiero darle de nuevo las gracias por todo cuanto ha hecho por mí. Y a Elena por haberme aguantado charlas y charlas acerca de la novela y mis momentos de bajón con ella.
El día 27 de diciembre, el mismo que la inscribí, se lo comuniqué a mis compis y amigas y les llevé una copia en papel de la novela, 412 folios de nada. Aún recuerdo cuánto se emocionó Begoña, ese momento está grabado en una foto que llevé durante un tiempo en el perfil de mi WhatsApp y que conservo con mucho cariño. Luego ya se lo conté a mis suegros, cuñados, madre y algún familiar más, aunque tampoco lo he ido pregonando y a día de hoy había muchas personas que todavía eran desconocedoras de mi hobby, o de mi pasión.

Seguido, y cuando digo seguido quiero decir en realidad días antes de registrar la primera, comencé a escribir mi segunda novela "La esencia de mi vida", la que me van a publicar si Dios quiere, la que estoy deseando que vea la luz y llegue a vuestras manos en forma de libro de verdad.

A través de Luis, mi amigo y seguidor incondicional, conocí a Rita, una maravillosa persona. Fue un 18 de enero, en la exposición homenaje al tío de Luis, Miguel Ángel Ándes, poeta y pintor. Rita era una exalumna de Luis como yo, salvo que ella estudió a distancia, vive en Logroño. Me encantó conocerla y rápido congeniamos muy bien y empezamos a hablar de mi novela, ella también escribe, es poetisa, y también pinta y ambas cosas las hace con mucho arte, es muy buena. Quedamos en que Luis le iba a mandar la novela y me iba a dar su e-mail para estar en contacto. Desde entonces nuestra amistad ha ido creciendo día a día a través del WhatsApp, el correo y alguna que otra visita de Rita, junto a su marido y en una ocasión hasta con sus dos hijos, a Madrid. Nos llevamos genial, nos comprendemos a la perfección, y a pesar de la distancia que nos separa nos sentimos muy cercanas la una de la otra. He tenido mucha suerte de conocerla, la verdad, al igual que de conocer a Luis y forjar la amistad que hemos forjado. Igualmente me siento afortunada por haber conocido al grupo de amigas que se creó entre nosotras mientras estudiábamos: Nieves, Ana, Mª Jesús y Begoña (esta última es familia política, pero estudiar juntas nos llevó a conocernos mejor y ser más amigas que familia). Luego, cuando hicimos el Acceso a la Universidad, se unió a nosotras Elena (también familia política y una amiga estupenda) y desde entonces siempre quedamos, hablamos, compartimos momentos..., aunque unas más que otras, para ser totalmente sinceros, juntarnos todas a veces resulta difícil. Un ejemplo es hoy sin ir más lejos, hemos quedado para celebrar que me van a publicar, para tomarnos algo juntas y charlar, pero Chús y Ana no pueden venir. Espero que podamos juntarnos todas muy pronto.

Después de terminar mi segunda novela, apenas le acababa de poner el FIN, empecé la tercera "Todo por Daniel", una novela que me encanta y que tengo presentada a certamen. Esta novela tan solo la han leído Luis y Rita. Con ella iba intercambiando capítulos de mi obra con capítulos de la novela que empezó a escribir y que ahora tiene aparcada dejándome con la miel en los labios. Espero que pronto reanude su obra y me siga regalando capítulos, estaba muy interesante.  La opinión de Rita y Luis acerca de esta novela ha sido mejor que buena, a los dos les ha encantado. Luis habla de ella con absoluta pasión, me pedía los capítulos casi rogando, al igual que Rita (se los iba mandando de dos en dos, con cuenta gotas, pero es que la estaba escribiendo y ellos leían más rápido que mis dedos tecleaban y mi cabeza creaba). Me fascinaba ver cuánto les gustaba y las ganas que tenían por leer más y más.
Ahora se la está leyendo mi marido y está alucinado conmigo, la verdad. Me habla de ella con entusiasmo, intercambiamos conversaciones de los personajes de una forma que por un momento parece que estuviéramos hablando de unos amigos o conocidos, como si fueran de carne y hueso. Me resulta muy divertido y a la par gratificante cuando le escucho con ese entusiasmo (algo de mucho valor en alguien al que no le gusta leer, salvo revistas de motos), cuando me dice "Prepárame dos capítulos más para mañana, está muy interesante" y acto seguido comienza a comentar conmigo cosas que le han sorprendido o llamado la atención o, simplemente, gustado. Me encanta compartir esto con él.

Más adelante igual comienzo a dejaros que os la vayáis leyendo, ya veré cuando. Ahora solo quiero disfrutar de este dulce momento que se avecina y aún no me creo totalmente, la publicación de una novela mía, de Eva Zamora.

Todavía no he empezado a escribir otra, las musas se han ido de vacaciones. Como me dijo Alberto, mi editor, "Has sacado muchísimo en año y medio, la fuente se ha secado y debes dejarla descansar un tiempo para que manen de nuevo las ideas, que lo harán".

También quiero añadir que estoy publicada en dos libros de antologías de micro relatos romántico-eróticos. Eran dos certámenes y el premio salir publicados en sus libros. El primero de la editorial ArtGerust y el segundo de Diversidad literaria. Con el primero se clasificaban los 150 mejores (se presentaron casi 1.300), con el segundo, que eran mucho más cortos aún y a nivel mundial, se clasificaron los 900 mejores (se presentaron casi 3.000).  El primer libro se titula "Micro relatos erótico-románticos" y el segundo "Sensaciones y sentidos". Mis dos micro relatos publicados en ambos libros se titulan "Fantasía", en el primero; y "Deseo" en el segundo.

Bueno, por hoy ya os he contado bastante, otro día más y seguramente mejor :)


"Leer y entender es algo; leer y sentir es mucho; leer y pensar es cuanto puede desearse".
                                                                                                                                        Anónimo



miércoles, 8 de octubre de 2014

MI LLEGADA AL MUNDO EDITORIAL


Buenas tardes a todos.

Quiero compartir con vosotros el feliz suceso que me ocurrió ayer, la firma de mi contrato de edición. Como ya os avancé en la entrada anterior, me van a publicar una de mis novelas, en concreto la segunda que he escrito "La esencia de mi vida". Es una pequeña editorial y su editor, Alberto Santos, ha apostado por mí, dice que soy una buena escritora.
Conocí a Alberto en la pasada feria del libro de Madrid, fue casi por casualidad, o quizás el destino, no sé... Lo único cierto es que se lo debo a Adrián, mi hijo. Sí, mi niño(aunque tenga 16 años será mi niño siempre), me llevó hasta su caseta, la 299, él sabía que estaría allí porque le conoció en el expomanga un mes antes y Alberto se lo comentó. Adrián estaba interesado en comprar uno de sus libros "El ocaso de los ángeles" de Vael Zanón, y con su espontaneidad que le caracteriza se presentó delante de Alberto refrescándole la memoria de dónde se habían conocido. Para mi asombro Alberto se acordaba de él, mi hijo le había contado que él escribía, tenía una trilogía acabada, y el editor en cuestión lo recordó al momento. Aparte de nosotros tres, mi hijo, marido y yo, nos acompañaban Elena y su hija Amaya (que son familia y amigas), y hasta escasos minutos antes Luis(mi profesor y actualmente amigo). Amaya también quiso comprarse un libro y Alberto nos hizo un precio especial por llevarnos los dos. A mí me ofreció algo de novela histórica(realmente su fuerte es la fantasía, el terror y la ciencia-ficción, pero tiene también novela policiaca e histórica). No sé de qué forma surgió, pero le comenté que yo también escribía y él rápidamente me preguntó sobre el género. En ese momento yo había escrito dos novelas y empezado la tercera. Le hablé de la primera, una novela romántico-erótica y me dijo que ese género estaba muy demandado(precisamente por eso me lancé a escribir algo de ese estilo) y, para mi sorpresa, me pidió que le enviase el manuscrito para echarle un ojo. Estaba interesado en abrirse a nuevos géneros y se lo pensaba leer él mismo, normalmente ese es el trabajo de su socio. Luego le hablé de la segunda, una novela de intriga, y también me pidió que se la enviase, ese género está bastante solicitado; y como dice él "Yo no vendo autores, sino géneros, novelas con calidad y que tengan salida comercial. Está claro que un autor con nombre siempre va a vender más, pero todos los buenos autores necesitan que alguien les abra una puerta y demostrar lo que valen, su potencial. Hay autores muy buenos a los que nadie conoce y deben salir a la luz".
Hace un mes se puso en contacto conmigo para decirme que se había leído la primera novela, la erótica, "Perdida en mi desconfianza", y le había gustado mucho. Pero yo, como pasaron los meses y no obtuve respuesta por su parte desde que se las envié, la había mandado a un certamen literario y no puedo retirarla de él ni soy dueña de ella hasta mayo. Me dijo que no pasaba nada, que le mantuviese informado del fallo y con lo que ocurriese ya veríamos qué hacía. Al momento me comunicó que iba a empezar a leer la segunda, la que ahora me va a publicar. Sobra ya decir que le gustó, que habla de ella con emoción, que confía en mi obra y en sus posibilidades; al igual que en mí como escritora, en mi estilo directo, ágil y dinámico. Ayer, cuando nos reunimos para firmar, me alucinaba ver sus ganas, su confianza, su interés y cómo hablaba y explicaba cosas de mi novela. "Me parece una novela estupenda, con una buena trama, unos personajes cercanos, creíbles y muy bien definidos. Tus diálogos te meten de lleno en la acción y te llevan a conocer muchos detalles de los personajes, son maravillosos. Estar escrita en primera persona la hace muy directa, te hace partícipe de ella y eso es fascinante. Y el final me encantó, es toda una oda al amor, te lleva a pensar y reflexionar sobre lo necesario que es el amor en nuestras vidas, algo imprescindible siempre, pero más aún en estos tiempos que corren. Lo que más me gusta es que cuentas lo que quieres contar sin más, sin darle más vueltas, sin hacer que el lector tenga que pensar y se termine desconectando de lo que lee. Es una novela en donde uno llega a casa, se quita el cerebro y todas sus preocupaciones y se mete en el libro sin más, se inunda en su lectura, y eso, Eva, es algo maravilloso de lograr". Después de oír esto no sabía si llorar de emoción o pellizcarme por si era un sueño, pero está claro que es real y que a él le gusta, aunque siempre mi pequeño grupo de lectores(familiares y amigos) me habían dicho que escribía bien y que mis novelas enganchaban desde el principio. No es que no me lo creyese, si bien tenía mis reservas, pensaba que a lo mejor el conocerme no les hacía ser lo objetivos que debieran. Pero después de las palabras de Alberto tendré que pensar que, a pesar de que me estimen, me decían la verdad, lo que a ellos les parecían realmente mis novelas.

Así que gracias a mi niño que me llevó a la caseta de Alberto Santos voy a publicar. Bueno, y gracias a Alberto Santos, principalmente, por pedirme que se las enviase, leerlas, gustarle y querer publicarme. Aunque él me diría lo mismo que me dijo ayer "Gracias a ti por escribir tan bien y nunca dejes de hacerlo, por favor".
La idea que tiene Alberto, siempre que dé tiempo, es de lanzarlo para las navidades. Ahora, su socio, empieza con el tema de la corrección, aunque según Alberto poco trabajo les voy a dar en ese sentido. Estaba sorprendido al conocer que nadie me la había corregido antes de enviársela, porque tanto la ortografía como la sintaxis estaban casi perfectas. "Ya quisiera recibir la cuarta parte de manuscritos que llegan a mis manos tan bien escritos como los tuyos, en todos los sentidos", me dijo, y se quedó tan ancho y a mí me dejó totalmente abrumada.

Haremos una presentación del libro, ya os iré informando de la fecha, el lugar y la hora. Y, si Dios quiere, estaré en su caseta de la feria del libro firmando los ejemplares del que quiera acercarse a comprar mi obra. Los que ya la tengáis podréis acercaros a verme, me hará mucha ilusión teneros allí.

Por hoy hasta aquí. En la próxima entrada os hablaré de mis amigos, de mi pequeño grupo de lectoras y lectores, de su gran apoyo y de cómo se fueron enterando de que estaba escribiendo, algo que tuve guardado muy en secreto hasta tener terminada mi primera novela y que les sorprendió a todos.

Gracias por leerme y recordad una frase que decía Jacinto Benavente: "Los libros son como los amigos, no siempre es el mejor el que más nos gusta".

lunes, 6 de octubre de 2014

BIENVENIDOS AL PRIMER DÍA DE MI BLOG

Hola a todos los que me leáis. Soy Eva Zamora, una mujer que hace un tiempo y sin saber por qué decidió ponerse a escribir. Hasta el momento he escrito tres novelas. Cada una de ellas son de géneros distintos aunque en todas predomina algo para mí esencial, el amor. Os voy a hablar de ellas un poco para poneros al tanto de mi obra.

La primera "Perdida en mi desconfianza", es romántico-erótica. Me decanté por este género debido a que en ese momento "Cincuenta sombras de Grey" estaba en pleno auge y creí que escribiendo algo más demandado tendría alguna posibilidad de abrirme paso en este difícil mundo de PUBLICAR, de que alguna editorial quiera apostar por ti y lanzarte a las librerías, el sueño de cualquiera que escribe y se siente feliz con ello. Si bien tengo que decir que mi novela no tiene nada que ver con la del famoso Grey, tan solo se asemeja a ella en que también hay escenas tórridas, pero la trama es muy distinta. Resumiéndola brevemente podría decir que se trata de la lucha de una mujer por recuperarse a sí misma, por recuperar sus sentimientos y poder amar de nuevo a un hombre, algo que lleva casi quince años sin ser capaz de hacer. Su vida está marcada por un incidente que cambió todo para ella y la llevó hasta a trasladarse de ciudad, pero uno nunca sabe dónde le esperan sus fantasmas ni en qué lugar puede encontrarse con ellos. En el caso de Cristina, la protagonista, ese cambio la llevó a encontrar a un hombre que la enseñó a disfrutar del sexo hasta límites inimaginables para ella y a reencontrarse con otro del que llevaba huyendo toda su vida. Y cuando llevas años renunciando al amor y sin exponer sentimientos, ¿sabes enfrentarte a ellos?, ¿quieres recuperarlos?, realmente ¿sabes o quieres amar? Cuando el miedo y la desconfianza son pasajeros continuos en tu vida deshacerte de ellos no es nada fácil, quizás solo viéndote al borde del precipicio, sabiendo que puedes perder lo que realmente te hace feliz, serás capaz de reaccionar, o no. Esto es a lo que Cristina se tendrá que enfrentar y tomar una decisión para su vida, abrirse al amor o huir para siempre de él.
Actualmente esta novela la he presentado a un certamen literario de novela romántica y estoy a espera de fallo en noviembre.

Mi segunda novela "La esencia de mi vida", aúna intriga, desamor y amor a todos sus niveles: materno, paterno, filial, amistoso, amoroso... Se podría describir como una novela de suspense envuelta en una oda al amor. Se trata de Álex, una mujer cuya vida está marcada por la muerte de su hija, la infidelidad de su marido y el despego de su madre. Superada por la tristeza, Álex decide encerrarse en su casa y perder la comunicación con el mundo exterior, tan solo sale de ella en exiguas ocasiones para ir la tumba de su pequeña, y las únicas relaciones que mantiene son con su inseparable amiga y las contadas visitas de su madre. Pero todo cambia el día que, tras venir del cementerio junto a su amiga y su madre, un desconocido le informa de ser la heredera de Alejandro Maxwell, afamado pintor y antiguo amigo de la familia, debido a que es su única hija. Esta impactante noticia, que no puede ser desmentida por su madre, cambia su mundo, la hace tomar interés por saber de su padre y esto la lleva a contactar con la vida de nuevo. Tras trasladarse a Rota, ciudad donde residía Alejandro y aceptar la herencia, también recibe dos cartas con las que todo un misterio empieza a rodear al pintor. Y entre tanto intenta resolver el enigma en que está envuelta la vida de su padre y todos sus secretos, dos hombres, el joven vecino de su padre y un periodista, se sienten atraídos por ella y el amor vuelve a correr por las venas de Álex. Una novela en donde nadie parece ser lo que aparenta y con ello la protagonista pondrá en peligro su propia existencia.
Esta novela, si Dios quiere, no tardará mucho en ver la luz en las librerías. Sí, lo que acabáis de leer, me la van a PUBLICAR. Se trata de una editorial pequeña, Imágica Ediciones, Alberto Santos es el editor. Un hombre que, tras leer el manuscrito, ha decidido apostar por mí. Es una gran puerta la que me abre y pienso aprovechar la oportunidad al máximo. Ya os iré informando más detalladamente de todos mis pasos hasta que el libro esté a vuestra disposición. Y luego espero que me compréis muchos ejemplares, yo estaré encantada de firmároslos.

La tercera novela "Todo por Daniel", la tengo presentada a otro certamen literario y hasta mayo no se sabrá el fallo. A esta novela yo la he bautizado "la novela de los sentimientos". Y la llamo así porque creo que está llena de ellos, que es una novela llena de amor, cariño y ternura. En esta novela se cuentan dos historias, una trascurre en la actualidad y la otra en el año 1.996. El protagonista es un escritor novel que está escribiendo una historia sucedida en 1.996 y que el lector irá leyendo. Esta historia cuenta la lucha de un padre y una madre por su hijo. Él es el padre biológico y ella la madre adoptiva. El padre, agente del CESID, perdió la memoria en una de sus misiones y no la recuperó hasta siete años después. El niño, al quedar huérfano por la muerte de su madre y desaparición de su padre, quedó en manos de los Servicios Sociales y fue adoptado por la jefa de ese departamento; una mujer fría y dura que se enamoró del pequeño nada más verle. Sin acuerdo por parte de ninguno pues ambos quieren al niño, llevarán el caso a los tribunales y el juez dictaminará un fallo provisional que les dejará asombrados, les obligará a convivir bajo el mismo techo durante unos meses. Sonia y Ricardo, los protagonistas en cuestión, vivirán en la misma casa viéndose como enemigos, odiándose mutuamente al verse rivales por el amor de su hijo.
La otra historia transcurre en la actualidad y trata de la vida del escritor, la relación con sus padres, amigos y novia. Un hombre enamorado hasta las trancas y capaz de todo por el amor de su chica.
Es una novela muy bonita, llena de emoción y ternura y con algún pequeño toque de humor. Yo disfruté mucho escribiéndola, la emoción me asaltó en más de una ocasión mientras mis dedos la plasmaban. Pero también he comprobado, con los escasos lectores que han disfrutado de ella, que les ha pasado lo mismo que a mí, les ha apasionado. Espero que algún día alguien también me la publique, creo que es una muy buena historia y que gustaría a muchas personas. Y la mayor recompensa para un escritor, después de ver publicada su obra, es saber que el que la lee disfruta con su lectura, que es feliz durante ese ratito que se ha trasportado al mundo que tú, como escritor, has creado. Eso es lo más grande para un escritor, no me cabe la menor duda.

Bueno, después de inaugurar mi blog poniéndoos al corriente de mi trayectoria literaria y del futuro que poco a poco comienza a abrirse para mí, me despido hasta la próxima. Os iré poniendo al corriente de todos mis pasos dentro de este mundo, algo totalmente nuevo y todo un reto para mí.

Chao.